SE PONE EN MARCHA UN PROYECTO PARA REALIZAR UNA PLANTA PILOTO DE COMPOST PARA APROVECHAR ALGAS MARINAS Y RESTOS DE PODA

Es un proyecto impulsado por la Secretaría de Ciencia Provincial para la cuidad de Puerto Madryn.

La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva diseñó y gestionó ante el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT), esta iniciativa que busca alcanzar un desarrollo productivo mediante el aprovechamiento de algas marinas y el resto de poda, mediante el armado de una planta piloto de compost.

Se instalará en la ciudad de Puerto Madryn, y los beneficiarios serán alumnos de 3°, 4° y 5° año de la Escuela Municipal de Pesca “Juan Demonte” Nº 2701.

La implementación del presente proyecto permitirá al municipio de Puerto Madryn obtener hasta 120 m3 de compost, haciendo uso de residuos vegetales que rondan los 200 m3 de algas y 200 m3 de poda diarios en época estival e invernal, respectivamente y que hoy no tienen aprovechamiento alguno a excepción de parte de lo que se recolecta en la poda del espacio público.

La planta piloto de compostaje por aireación forzada permitirá diversificar la matriz productiva local mediante el aprovechamiento de recursos naturales disponibles, suministrar a productores, vecinos de la ciudad y espacios públicos municipales enmiendas orgánicas para el mejoramiento de las condiciones edáficas de sus suelos, eliminar el impacto producido por la disposición de algas en una zona de 200 m2 de uso recreativo de la ciudad y recuperar la arena extraída de la playa durante el proceso de retiro de algas y reincorporarla a la playa propiciando la conservación de los médanos costeros.

Los conocimientos técnicos adquiridos ayudarán a difundir a la comunidad de Puerto Madryn y al personal municipal sobre el compostaje, técnicas caseras para la realización del mismo en los domicilios, sus usos y ventajas.

De manera simultánea, y con la participación activa del INTA y el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, el proyecto logrará capacitar a la comunidad educativa de los tres años superiores de la escuela de pesca (50 alumnos) acerca de la temática en cuestión. Así, empleados municipales, jóvenes madrynenses y la comunidad en general acabarán capacitados en el aprovechamiento de un residuo orgánico muy abundante en la ciudad y cuyo uso puede traer aparejadas muchas ventajas.

Por último, y no menos importante, utilizar los residuos de poda generados en la ciudad para la fabricación de enmiendas orgánicas aumentará el tiempo de vida del relleno donde se disponen actualmente los residuos voluminosos, lo que colaborará con el mejoramiento de la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y el cuidado del medio ambiente.

 

 

 

 

 

Ciencia Chubut