SE PUSO EN MARCHA EN CORCOVADO EL PLAN PILOTO DE ESTUFAS A PELLETS

El gobierno de la provincia, junto al CIEFAP, continúa implementando con éxito el proyecto de aprovechamiento de biomasa forestal con fines energéticos

 

La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en trabajo conjunto con el Ministerio de Familia y Promoción Social, el Municipio de Corcovado y el CIEFAP (Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico), puso en marcha las estufas alimentadas a pellets; en el marco de un proyecto destinado a la apropiación y uso de biocombustible a base de residuo forestal. Esta experiencia producirá información útil que servirá de base para orientar futuras políticas de desarrollo en materia de generación de energía térmica no convencional para hogares aislados.

Luego de la firma del acuerdo de trabajo para el diseño, desarrollo y ejecución de líneas de acción para el aprovechamiento de la biomasa para generar energía, el gobierno de la provincia, a través de la Secretaría de Ciencia y el CIEFAP elaboró un plan operativo para llevar adelante una prueba piloto de estufas de pellets. En este plan se encuentran trabajando en conjunto el Ministerio de Familia de la provincia, que es quien lidera el Plan Calor y la Subsecretaria de Bosques del Ministerio de Producción, a través del Programa de Manejo de Plantaciones.

Hay una elevada proporción de la energía que se utiliza en la región andino patagónica que está destinada a calefacción de los hogares. En zonas urbanas y rurales, la biomasa en formato leña es utilizada para satisfacer en parte la necesidad térmica de múltiples usuarios, con sistemas de combustión simples pero ineficientes. El pellet, por sus características, permite cuadruplicar la energía útil que se obtiene por kg. de biomasa frente a la leña y mejoran considerablemente el confort de los usuarios.

En este sentido, el Dr. Héctor Gonda, coordinador del proyecto por parte del CIEFAP sostuvo que “las ventajas del uso de estufas de pellets en comparación con las estufas de leña son abrumadoras, produciendo una mejora en la calidad de vida de los usuarios. En cuanto al acopio domiciliario, los pellets ocupan mucho menos espacio, y al estar embolsados pueden mantenerse dentro de la casa.”

Asimismo, Gonda amplió sobre los beneficios de utilizar estas estufas respecto de los sistemas tradicionales al decir que: “lo más importante es que el depósito de pellets de la estufa permite que esta funcione por lo menos 12 horas, o sea que solamente se recarga una o dos veces por día. Esto es una mejora sustancial en comparación con la carga de periodos de aproximadamente una hora que demandan las estufas de leña, por lo tanto, es necesario levantarse durante la noche, si se desea mantener la vivienda calefaccionada las 24 horas del día.”

Las experiencias piloto propuestas por el gobierno provincial son sumamente importantes ya que favorecen la apropiación y uso del pellet; y asimismo fomenta la adopción de un sistema de combustión eficiente de mayor tecnología, el cual se traduciría en un incremento del confort térmico de las viviendas. Paralelamente, se estudiará el confort térmico de las viviendas a través de un sistema de registro de temperatura y consumo de combustible, que permitirá efectuar propuestas de mejora en las viviendas.

¿Que son los pellets?

Los pellets de madera son fabricados a partir de residuos forestales y de aserradero, en un proceso simple que muele y compacta el material. Su producción puede dar un gran impulso a la industria forestal y es una gran oportunidad para el desarrollo de energías renovables que requieren mano de obra local.

 “Vemos un gran potencial; buscamos desarrollar un know how en materia del uso de la biomasa con fines energéticos. Estos proyectos tienen un impacto ambiental positivo ya que se los considera dentro de las acciones previstas para combatir el cambio climático. Por esta razón se pretende aprovechar toda la biomasa disponible; tanto de los bosques como de las ciudades. Cabe destacar que los residuos de podas urbanas no se las aprovecha en su totalidad y son un recurso energético de importancia”, amplió el Dr. Mauro Carrasco, Subsecretario de Articulación Científica y Tecnológica.

 

CIEFAP aliado estratégico

En este contexto, el CIEFAP es un aliado estratégico fundamental para impulsar esta nueva política emprendida por la Secretaria de Ciencia y Tecnología de la provincia. Esta institución tiene una gran experiencia en la utilización de biomasa para generación de energía, a partir de la instalación de una caldera, en su delegación de San Carlos de Bariloche, que funciona a chip. Por otro lado, su delegación de Tierra del Fuego ha realizado estudios de disponibilidad de biomasa presentes en la provincia para el Programa Nacional PROBIOMASA. “Este Centro estará encargado de la implementación de las estufas y del seguimiento técnico de la distribución de calor y presencia de monóxido de carbono dentro de la vivienda a partir del sondeo mediante sensores instalados en la misma. De esta forma se irán adecuando las viviendas en estudio para lograr una mejor eficiencia energética.”, concluyó Carrasco.

 

 

 

Ciencia Chubut